En Cartagena una niña de 17 años murió tras presuntamente adquirir la enfermedad de leptospirosos. Las autoridades investigan este hecho luego que se conociera que el hermano de esta menor falleció a sus 21 años por también presentar síntomas asociados a esta enfermedad.

Tras este hecho familiares de las víctimas aseguraron que las autoridades de salud no tomaron medidas para identificar a tiempo esta enfermedad y evitar que más miembros de esta familia fallecieran por leptospirosis.

La muerte de esta menor ha generado preocupación entre los vecinos del sector El Pesebre, ubicado en las faldas de la Popa de Cartagena. Los habitantes de esa zona aseguran que tienen temor de padecer la misma enfermedad.

Adriana Meza, directora del departamento de Salud, advirtió que se enviaron muestras al Instituto Nacional de Salud para verificar que la muerte de estos dos hermanos está asociada a la leptospirosis.

Las autoridades de salud dieron a conocer que se han adelantan jornadas de fumigación en ese sector debido a que hay basureros que se convierten en escenarios propicios para desarrollar esta enfermedad, la cual se transmite a través de las ratas.

Por su parte los habitantes señalan que no han recibido atención oportuna por las autoridades.