Cargando contenido

El niño recibió el mortal disparo tras un enfrentamiento entre delincuentes y una patrulla de la Policía.

En hechos que son materia de investigación, un niño de 11 años murió como consecuencia de un impacto de bala perdida que recibió en medio de un tiroteo entre delincuentes y unidades de la Policía.

El menor fue alcanzado por el proyectil mientras jugaba con un grupo de amigos en la terraza de una vivienda del barrio Córdoba, en el municipio de Ciénaga.

Según testigos, la muerte del pequeño aconteció a las 10:00 de la noche del  domingo, luego que un grupo de asaltantes cometiera un atraco a un establecimiento de comidas rápidas, acción que fue repelida por efectivos de la Policía.

En medio de la persecución las autoridades procedieron a interceptar a los delincuentes, los cuales respondieron con disparos ante la presencia de los patrulleros de la institución, generando una balacera que se extendió por algunos segundos.

En el intercambio de disparos, una de las balas impactó contra el niño, afectando un costado de su pecho.

Al momento de presentarse el lamentable hecho, el menor, quien estaba de visita en casa de unos familiares, fue auxiliado y llevado de inmediato por vecinos y conocidos a la unidad de urgencias de un centro asistencial, donde confirmaron que había llegado sin vida.

El procedimiento de inspección del cadáver del menor fue realizado por miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, quienes adelantarán los estudios de rigor para establecer de qué arma salió el proyectil que acabó con la vida del pequeño.

Por su parte, el coronel Gustavo Berdugo, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, confirmó la apertura de una investigación por el hecho doloroso, que se presentó en el enfrentamiento entre patrulleros de la institución y el grupo de atracadores.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido