La nave Logos Hope no solo trae a Santa Marta la colección de libros, de diversa temática, más grande del planeta a bordo, sino que también trae la ilusión de 400 voluntarios de sesenta países por ayudar a las comunidades que visitan a lo largo de cada crucero que emprende. La embarcación atracó en el muelle número 6 de la Sociedad Portuaria de Santa Marta, desde donde se espera que los samarios puedan llegar a conocer sus instalaciones, interactuar con el personal de a bordo y adquirir alguno de sus más de 5.000 títulos en exhibición. El barco es mucho más que la oferta literaria que lleva en su interior, de hecho sus tripulantes están capacitados para transmitir conocimiento, ayuda y esperanza a las personas del mundo. El coordinador mexicano, Pável Martínez comparte detalles de cada jornada que se vive al interior de la imponente embarcación, así como la oferta literaria. "A bordo del barco y fuera de él ofrecemos eventos casi todos los días; a bordo del barco tenemos conferencias para líderes sociales o eventos culturales o familiares; afuera del barco nos centramos en ayuda humanitaria, todos los días personal de nuestra tripulación baja a diferentes regiones necesitadas y dan ayuda que por supuesto es gratuita”, indicó el miembro de la tripulación. La actividad filantrópica, con un profundo sentido espiritual Cristo céntrico, abarca entre otros, proyectos de reconstrucción de centros sociales o deportivos, donación de lentes de aumento, instalación de filtros purificadores de agua, todo de forma gratuita. El barco Logos Hope fue construido en el año de 1973 por la organización GBA Ships, línea que ha contribuido a la larga cadena de cruceros y rutas desarrolladas por la nave en los mares internacionales, logrando llegar a puertos marítimos en 160 países y recibiendo a más de 46 millones de personas.