Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen de referencia.
Foto prensa Distrito Barranquilla.

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, ordenó toque de queda y ley seca para los días sábado y domingo de Carnaval virtual, como medida para preservar la vida y la salud de la población, en medio de la coyuntura sanitaria derivada del Covid-19.

La disposición inicia el sábado 13 de febrero, desde las 6:00 de la tarde y finaliza el lunes 15 de febrero, a las 5:00 de la madrugada.

El mandatario reiteró que los días lunes 15 de febrero y martes 16 de febrero no serán cívicos.

Lea además: Gobernación del Atlántico y Alcaldía de Barranquilla acuerdan estrategias para el plan de vacunación

En una breve intervención, el alcalde indicó que aunque la lucha contra el covid-19 “no ha sido fácil, se han tomado decisiones responsables, amparadas en la ciencia y en los análisis de nuestro grupo de expertos”.

A pesar de la medida restrictiva, Barranquilla muestra buenas cifras en el tratamiento de la enfermedad.

 “Nuestra red hospitalaria tiene hoy 5.6 camas por cada 10.000 habitantes, prácticamente el doble del promedio nacional, y mucho más del promedio de los Estados Unidos, por ejemplo. Somos la ciudad que más pruebas por habitante ha hecho y sigue haciendo, permitiéndonos detectar, aislar y tratar a los asintomáticos de manera efectiva”, indicó la autoridad.

Lea también: Barranquilla recibe mega donación contra el covid-19 desde Emiratos Árabes Unidos

De acuerdo al jefe de la Administración distrital, “Barranquilla tiene una ocupación de UCI menor al 60%, estable y con tendencia decreciente. La tasa de positividad, es decir, el porcentaje de positivos de covid ha bajado a menos del 10% en los últimos días, y el exceso de mortalidad vuelve a estar en promedios históricos. Los indicadores nos demuestran que vamos bien, pero no podemos descuidarnos; esta guerra no se ha terminado y no queremos perder a nadie más”, agregó.

El alcalde destacó el trabajo conjunto con las EPS, la red pública y privada y los gremios médicos, el cual ha permitido generar programas de prevención y detección temprana.

“Estos programas han permitido salvar vidas de los más susceptibles y reabrir nuestra economía, salvando así también el empleo y a muchas familias de manera responsable y segura, pero siempre poniendo la salud y la vida por delante”, puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.