Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Autoridades temen que haya más casos en esta comunidad indígena del Cesar
Estefany Rodríguez Flórez

El contagio de un bebé de seis meses, perteneciente a la comunidad indigna de los yukpa, en el departamento de Cesar, generó preocupación en relación al cuidado que deben tener los padres en esta época de cuarentena. 

Según indicó el alcalde de Codazzi, Omar Bengumea,"se nos presenta un nuevo caso para COVID-19. Es un niño de la etnia yukpa, que nació con problemas cardíacos y fue operado de su cardiopartía. Ya se están tomando todas las medidas en el resguardo Iroka donde estamos estudiando los casos posibles en esta comunidad".

Lea también: Lo peor del coronavirus está por pasar en Colombia: epidemiólogo 

Por su parte, la Secretaría de Salud indicó, a través de redes sociales, que "se trata de un menor, de seis meses de edad, proveniente de zona rural del municipio de Agustín Codazzi, quien se encuentra hospitalizado en Sala General en una clínica de la ciudad de Valledupar”. 

 

Evite las estafas en internet con estos tips

Tras este contagio, las autoridades en Codazzi mostraron su preocupación por la aparición de nuevos casos, especialmente en la etnia de los yukpa, por los problemas nutricionales que tiene esta población, que además, recientemente sufrió afectaciones respiratorios por los incendios que durante semanas afectaron la Serranía del Perijá, muy cerca a sus resguardos. 

El jefe la cartera de Salud anotó que, de 33 muestras estudiadas en las últimas horas, en el laboratorio de salud pública, 32 fueron negativas para el virus. 

Panorama 

La Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), confirmó que ocho personas que pertenecen a comunidades indígenas, fueron diagnosticados con el coronavirus (tres al pueblo de pastos, dos yupka, uno al pueblo zenú y otro de la misma comunidad pero en Bogotá y uno de yanacona).

Lea además: Radiografía de presunta corrupción en contratos para enfrentar COVID-19 en Cesar

Mientras tanto, permanecen bajo observación médica 51 personas de la comunidad indígena peña blanca–río Truandó, río Sucio (Chocó) porque presentan los síntomas de la COVID-19.

La Onic además alertó que el riesgo de propagación de la pandemia se extendió a 252.301 familias indígenas y permanecen en crisis humanitaria 535.113 familias.

Cabe destacar que en Valledupar ya son 55 casos positivos para el virus, 31 pacientes ya se recuperaron, tres permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y seis han fallecido.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.