Acciones inmediatas encaminadas al ahorro del agua, pero también para garantizar el suministro de la misma como consecuencia de la Alerta Roja emitida por el Ideam por cuenta del bajo nivel que registra el Rio Magdalena, aconsejó Hernando Sanchez, asesor científico del Observatorio del Caribe Colombiano. El experto, manifestó a RCN La Radio que la declaratoria del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), responde a la intensificación del Fenómeno de El Niño, el cual se extenderá hasta marzo del 2016, por lo que se hace necesario que las autoridades municipales adopten medidas orientadas a atender esta emergencia, que ha ocasionado que el río Magdalena registre los niveles más bajos de los últimos años. "Lo primero que hay que hacer es ahorrar agua, las personas deben ahorrar agua y deben ser muy consecuentes con este problema. Vamos a tener, según lo que ha dicho el Ideam, una intensa sequía que se va a prolongar, por lo menos todo el año y esto obedece a un problema de cambio climático a nivel global, por lo que no sólo el Caribe sino todo el país está expuesto a esto", expresó. El asesor científico del Observatorio indicó que esta situación no debe interpretarse como que Colombia se está quedando sin agua, sino que como consecuencia de las altas temperaturas que se registran en diferentes zonas del país, esto ha conllevado a "una distribución diferente de las nubes"; originando en algunas regiones se sienta con más fuerza el golpe de calor, mientras que en otras se presenten precipitaciones. "El mundo debe adaptarse a este nuevo orden porque no hay otras posibilidades por el momento. En el caso del río Magdalena, en el tema de Cartagena por el Canal del Dique, que es donde se lleva el agua al río Magdalena, pues obviamente la consecuencia son los niveles bajos, entonces esto debe ser un tema de ahorro de agua que debe ser organizado y controlado por las autoridades y las personas deben obedecer todas las directrices que las autoridades den para que puedan resistir y sobrevivir todos estos cambios", resaltó. Consideró que además medidas como la implementación de jagüeyes, las autoridades debe prepararse para cuando no haya agua, por lo que hizo un llamado para que los alcaldes de los municipios cobijados en la alerta, para que empiecen a poner en marcha otras estrategias con el fin de evitar una calamidad pública. "Definitivamente cuando no haya agua hay que llevarse a la gente a donde haya agua y si el Ideam los ha señalado como municipios en estado crítico, las autoridades deben estar muy pendientes con lo que está ocurriendo allá, porque primero viene la sequía y después las enfermedades, entonces las autoridades deben estar muy pendientes al alcance y que cuando se empiecen a acabar las reservas de agua hay que buscar ayudas con la Gobernación. Es que hay formas de atender a la comunidad porque es que el agua no es que se nos haya acabado, sino que está mal repartida", puntualizó. De acuerdo con el reporte del Ideam, los municipios de Bolívar en donde se presenta de manera preocupante el bajo nivel del río Magdalena son Pinillos y el sector comprendido entre San Pablo y Canaletal, ubicados en el sur del departamento.