Un enorme cargamento de fórmulas infantiles de contrabando (leche formulada para bebés), avaluado en 252 millones de pesos, y que era movilizado en un camión, fue incautado tras un operativo que se llevó a cabo en las carreteras de Aguachica, Cesar.   Se trata de una las mayores incautaciones de este producto que es introducido de manera ilegal desde Venezuela por bandas de contrabandistas que operan en la frontera. En total se decomisaron 4 mil 590 latas en una acción llevada a cabo por el CTI, con apoyo de tropas del Batallón Antonio Ricaurte. La mercancía quedó bajo custodia de la Policía Fiscal y Aduanera de Valledupar.   En lo que va corrido del año, ascienden a más de 600 millones de pesos las aprehensiones de tarros de fórmulas infantiles de contrabando, procedentes de Venezuela.   El  presidente de la Asociación Colombiana de Pediatría, Nicolás Ramos, ha venido insistiendo en que “esta situación pone en peligro la salud de los bebés, pues el producto se expone a una degradación de los componentes de su tabla nutricional, a una contaminación cruzada del mismo (con gasolinas, solventes, plaguicidas, jabones, detergentes) o a una intoxicación alimentaria por contacto con potenciales toxinas y plagas”.   A su vez Carolina Lorduy, directora de la Cámara de la Industria de Alimentos de la Andi, advierte que “esta práctica que afecta no solo a la industria que produce y distribuye de manera legal este producto en Colombia, sino que también pone en riesgo la salud de los niños colombianos”.