Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Camacol Bolívar advierte que los cartageneros se quedarían sin vivienda de interés social por incertidumbre administrativa



La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) alertó que los proyectos de vivienda de interés social que se desarrollan en Cartagena podrían quedar sin sustento jurídico tras las acciones que tomó el MinCultura y la Procuraduría contra el edificio Aquarela, el cual se construye a menos de 200 metros del Castillo de San Felipe.

De acuerdo a Angélica María Salas, gerente de Camacol en Bolívar, los organismos interpusieron una acción popular contra la circular 10 del 2013, la cual regula el desarrollo urbanístico de viviendas de interés social en el distrito de Cartagena.

De derogarse esa circular para evitar la construcción del polémico edificio “Aquarela”, se dejaría en el limbo a todos los proyectos de interés social que se encuentran en la ciudad.

"En Cartagena las autoridades nacionales están desconociendo las situaciones jurídicas consolidadas y el principio de legalidad, cambiando las condiciones de juego a los constructores, quienes habiendo obtenido todos sus permisos dentro de la legalidad, no solo han visto perjudicadas sus inversiones y proyectos iniciados de manera formal, sino lo que resulta más grave, afectando la compra a miles de hogares que invirtieron en ello sus ahorros y quieren cumplir su sueño de tener vivienda propia", dijo Salas.

De acuerdo a Camacol, los constructores legalmente constituidos no deben sufrir afectaciones por cuenta del descontrol que tiene el distrito sobre el sector de las construcciones.

Alertó que esta situación podría dejar sin vivienda de interés social a los cartageneros.

“La actividad edificadora en Cartagena se encuentra en vilo a pesar de que los constructores formales, siguiendo al pie de la letra los requisitos legales vigentes, la confianza legítima y la presunción de legalidad de las normas vigentes, estructuran un proyecto, solicitan y obtienen todas las autorizaciones y permisos que la Ley exige, venden el proyecto e inician su ejecución, para luego verse enfrentados a una suspensión que desconoce los permisos que las autoridades competentes han otorgado”, añadió.

Son al menos 14 proyectos, los que están en preventas y se quedarían sin posibilidad de construirse como viviendas de interés social por cuenta de la suspensión de esa circular.