Al término de una reunión bilateral realizada en Cartagena, los Cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín y de España, José Manuel Margallo, anunciaron que ambas naciones llegaron a un acuerdo para preservar los restos del galeón 'San José´encontrados hace pocos días en las costas de la ciudad amurallada. Ninguno de los dos ministros se refirió sobre como se definirá la propiedad de la fortuna hallada en el barco, ítem sobre el cual aseguran que existen discrepancias que no serán fáciles de resolver. Tanto Holgüín como Margallo, coincidieron en asegurar que los restos de la embarcación representan un patrimonio histórico de la Humanidad, lo que conlleva a que ambos países estén obligados a preservarlo, según los consignado en sus constituciones. El canciller español manifestó que su país tiene herramientas legales para ejercer propiedad sobre el hallazgo, entre ellas la de que el buque era de tipo Galeón y pertenecía a la marina española de ese entonces, lo cual le otorga soberanía. Además que los fallecidos durante el hundimiento del barco eran españoles, por lo que puede ser considerada una tumba marina, situación por la cual la madre patria podría apelar al derecho internacional para estos casos. "Tenemos razones válidas sobre la propiedad jurídica que son las que el Gobierno de Colombia discute. En el caso de nosotros estamos apegados a que el buque era de nuestra marina y que la mayoría de los muertos eran de nacionalidad española por lo que nuestra nación está directamente involucrada. Sin embargo los acuerdos para revalidar estos derechos no fueron firmados por Colombia. Lo que si les puedo asegurar y en lo que estamos de acuerdo es que ambos países vamos a preservar el hallazgo que constituye un patrimonio histórico", expresó Margallo. Por su parte la Canciller de Colombia, María Ángela Holgüin, aseguró que ambos países buscarán llegar a acuerdos sobre el futuro de la embarcación al tiempo que reiteró que la disputa no supondrá una rotura en la relaciones diplomáticas entre ambos países. "Hemos coincidido unánimemente en aunar esfuerzos para preservar los restos del galeón. En ese sentido vamos a trabajar en conjunto para tal fin. Hay discrepancias en el tema de la propiedad jurídica que poco a poco se irán definiendo pero por ahora el acuerdo solo está relacionado con la preservación. Cualquier cosa que pase no pondrá en peligro las excelentes relaciones con el Gobierno de España que difícilmente estarán en un momento tan bueno como este", manifestó Holgüin ESPAÑA ENVIÓ NOTA VERBAL España presentó a Colombia una nota verbal por la titularidad jurídica del galeón. En dicha nota el país ibérico asegura que "desea expresar su interés y voluntad de colaborar con las Autoridades colombianas en la protección, preservación e investigación con fines científicos de este patrimonio cultural subacuático conforme al Derecho Internacional". Acto seguida, la nota le recuerda a Colombia que la zona del hundimiento es una tumba submarina, por lo que pide el "tratamiento que el Derecho Internacional establece al respecto". La canciller de Colombia aseguró que se le dará respuesta 'prontamente' a la nota verbal, basados en todos los estudios que el gobierno ha hecho.