Hasta el momento en Cartagena más de cinco personas han expresado públicamente su intensión de aspirar a la alcaldía distrital.

Los candidatos y precandidatos a la alcaldía de Cartagena celebraron la convocatoria a elecciones atípicas que decretó el gobierno nacional para este 15 de abril. 

Este acto administrativo es expedido tres meses después de la renuncia del exalcalde Manuel Vicente Duque.

El candidato por la Coalición Colombia, David Múnera, señaló que el presidente Juan Manuel Santos esperó hasta último momento para convocar elecciones sin importarle la crisis político administrativa de la ciudad.

"Se pudo comprobar que el presidente esperó durante más de tres meses, después de la renuncia de Manolo Duque, de garantizarle a los congresistas de la Unidad Nacional, de los congresistas de Bolívar, la repartición de la burocracia, los contratos... que les permitieran salir reelegidos el 11 de marzo. No le importó la suerte de Cartagena, el desgobierno que ha tenido en todo este tiempo. Solo le importó la politiquería y el clientelismo", señaló Múnera.

Por su parte, el precandidato Andrés Betancourt señaló que recibe con gran responsabilidad este acto administrativo que oficializa las jornadas electorales para elegir al nuevo mandatario de los cartageneros.

"Recibimos con satisfacción y con mucha responsabilidad el pronunciamiento sobre el decreto para la convocatoria de elecciones atípicas de Cartagena, un gran momento que lo recibimos con responsabilidad", añadió.

Desde el año 2010, ningún alcalde mayor de Cartagena ha completado el periodo constitucional de cuatro años. La ciudad ha tenido ocho alcaldes en los últimos seis años. Tres han sido electos popularmente y el resto han estado en calidad de encargo.  

Hasta el momento en Cartagena, más de cinco personas han expresado públicamente su intensión de aspirar a la alcaldía distrital, sin embargo no se han oficializado estas candidaturas.

El nuevo alcalde tendrá la responsabilidad de terminar el periodo constitucional que le faltó al exmandatario Duque Vásquez. Dentro de las principales responsabilidades, tendrá el asumir la ejecución de megaproyectos de la ciudad como el Plan maestro de Drenajes Pluviales que tiene un valor inicial a los 300 mil millones de pesos. También está el megaproyecto de Protección Costera el cual ya encuentra en licitación. 

El nuevo mandatario deberá gobernar la ciudad con el 50% Concejo investigado por Cohecho y Prevaricato.

Igualmente tendrá que liderar el proceso de atención a las 108 familias víctimas de las construcciones ilegales y tomar decisiones para evitar que la ciudad pierda el título de patrimonio histórico de la humanidad por el proyecto inmobiliario Aquarela Multifamiliar, el cual pretende construir cuatro edificios de 30 pisos a menos de 200 metros del Castillo de San Felipe.

Esto sin contar que la nueva administración tendrá que dar respuesta al 30% de la población cartagenera, que vive en condiciones de extrema pobreza, según la última encuesta del Dane.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido