El capitán Alberto Buelvas, capitán (e) del Puerto de Cartagena, manifestó que en el más reciente consejo de seguridad que se realizó en la ciudad, se determinaron una serie de acciones relacionadas con la seguridad marítima y que están perfiladas para la temporada vacacional de Fin de Año. Dentro de las acciones que se adoptaron, se encuentra el incremento de los controles en los embarcaderos localizados en los barrios de Manga, Bocagrande y Castillogrande. Allí expresó el oficial naval que estos lugares no se encuentran autorizados para el arribo, zarpe y embarque de personal, a excepción de la actividad de practicaje, entre las 7:00 p.m. y 5:00 a.m. Así mismo, aclaró a partir de la expedición de la circular 008 de la Dirección General Maritima, que no existe prohibición para la navegación nocturna en la Bahía de Cartagena, pero que las embarcaciones que realicen estos desplazamientos preferiblemente salgan desde marinas, que son los únicos establecimientos autorizados. "Lo que se busca es que estos embarcaderos de 19 horas, que van de 7 de la noche hasta las 5 de la mañana, no sean utilizados para este tipo de embarcaciones. Las embarcaciones de recreo, pueden seguir desarrollado su navegación nocturna, siempre y cuando se usen las marinas como tal", acotó. Por último, el capitán Buelvas recordó que es obligatorio que las embarcaciones deben contar con los elementos de seguridad como son chalecos, extintor, botiquín, radio, entre otros; así como también, el piloto y la motonave deben contar con la documentación vigente.