Los Registradores de los municipios de Malambo, Candelaria, Ponedera, Luruaco, Santo Tomás y Barranquilla fueron capturados al  expedir Registros Civiles de nacimiento extemporáneos a ciudadanos extranjeros, mediante la utilización de testigos falsos, suplantando su identidad, conformando una red dedicada al tráfico de migrantes. Los extranjeros, en su gran mayoría ciudadanos venezolanos y cubanos, pagaban a los registradores sumas que oscilaban entre los 600 mil y un millón de pesos, estas personas una vez obtenían su Registro Civil como ciudadanos colombianos, procedían a solicitar su cédula de ciudadanía y demás documentos que los acreditaran como colombianos, para así poder viajar, en algunas ocasiones, hacia un tercer país o bien, poderse mover, libremente, dentro del territorio nacional. Los detenidos serán judicializados por los delitos de Tráfico de Migrantes, Cohecho, Prevaricato por Acción, Falsedad en Documento Público y Concierto para Delinquir. El operativo se llevo a cabo entre Migración Colombia, la Fiscalía General de la Nación, el CTI de Antioquia, y contó con el apoyo de la Registraduría Nacional del Estado Civil y el ICE de la Embajada de Estados Unidos,  tras 5 meses de investigación y 40 eventos controlados, logrando establecer, que en algunos casos, una sola persona sirvió de testigo en más de 1.700 registros.