El capitán de Guardacostas de Cartagena, Jorge Herrera, dio a conocer que la seguridad del mar está en riesgo por causa del transporte irregular de materiales de construcción por parte de contratistas que están realizando obras en la zona insular. Explicó que poner en riesgo la seguridad del mar, implica atentar contra las operaciones marítimas, originar colisiones con buques mercantes, hundimiento de barcazas o afectación al turismo en caso de que la embarcación naufrague en una playa. De igual forma el uso irregular de estas embarcaciones podría ocasionar daños al ecosistema coralino de la zona y afectaciones al lecho marino. Dijo que estos contratistas para ‘ahorrarse unos pesos’ hacen uso de barcazas que no cumplen las especificaciones requeridas para el traslado de este tipo de elementos: “Eso lo hacen los contratistas para ahorrarse algunos pesos y no pagar lo que está reglamentado por la autoridad marítima que son los remolcadores con matrícula marítima y barcazas con matrículas marítimas. Ese material pertenece a proveedores, a contratistas que desarrollan obras en la zona insular, en las playas, pero por ahorrarse unos pesos contratan lo más barato violando o poniendo en riesgo la seguridad en el mar”, explicó. Indicó que por esta causa dos barcazas fueron retenidas por parte de la unidad de Guardacostas: “Se han inmovilizado dos barcazas las cuales estaban siendo propulsadas por motonaves de baja propulsión, siendo esto prohibido por la autoridad marítima, teniendo en cuenta que puede ocasionar siniestros marítimos en la bahía interior”. Las barcazas llevaban más de 50 toneladas de material de construcción, maquinaria pesada y tuberías.