Cargando contenido

Foto: Centro Histórico de Cartagena de Indias.



Cartagena de indias sigue sitiada por la crisis de gobernabilidad y la interinidad de sus mandatarios tras hechos de corrupción, mientras se proyecta con grandes inversiones empresariales.

El último alcalde de Cartagena que fue elegido popularmente, Manuel Vicente Duque, fue suspendido por la Procuraduría General tras el desplome de un edificio que causó la muerte de 21 personas en abril pasado. El mandatario renunció a su cargo y trajo consigo el fantasma de la interinidad al Palacio de la Aduana, agravando la crisis de gobernabilidad de la cual aún no se repone.

“Cartagena está sumida en una crisis institucional y administrativa que viene desde hace mucho tiempo. Hemos tenido 21 alcaldes en 19 años, 10 de ellos encargados. En siete años, dos elecciones atípicas donde el común denominador ha sido los niveles de abstención superiores al 70%”

Los actos de corrupción, desvelados por los organismo de control, ha sido un aspecto que han compartido los recientes mandatarios. Desde irregularidades en el Plan de Alimentación Escolar hasta el control urbano. Erick Urueta, presidente de la veeduría de la Rama Judicial, hay muchas investigaciones por corrupción que se retomarán en el año 2018.

“Existen innumerables investigaciones de carácter penal en contra de unos ex funcionarios por el desplome edificio Portal Blas de Lezo II, también investigaciones por el cartel de la hemofilia en Bolívar, decisiones que aún no se conocen y que ya quedaron para el 2018. Están las audiencias de procesos que ya empezaron y que se van a retomar el otro año, como contra los concejales que participaron en la presunta red de corrupción”.

Entre tutelas y encargos, Sergio Londoño Zurek se ha mantenido como alcalde, aunque los académicos  advierten declive en indicadores sociales dada la interinidad, “para abordar temas que no dan espera como la pobreza, como el desempleo, la calidad del empleo y para ello es necesario que los lidere alguien que conozca de fondo la problemática de la ciudad” anotó Dewin Perez, director del Observatorio del Mercado Laboral.

Sin embargo, Cartagena se proyecta como una de las ciudades industriales más importantes del país, con un turismo extranjero creciente y con el puerto que más movilizó volumen de carga. Un dinámica económica, con muchos dividendos, que parece no depender quién sea el líder de la ciudad.