Cerca del 80 por ciento del pescado que consumen los cartageneros proviene de Vietnam, Argentina, México, Chile y Ecuador.En las principales pescaderías de la ciudad no se comercializa pescado cartagenero, incluso los peces provenientes del río Magdalena escasean. Los comerciantes señalaron que solo el 20 por ciento de los pescados vendidos en Cartagena son colombianos.

“El pescado lo traemos de Argentina, que es el bocachico, se consume mucho. De Vietnam traemos la basa, que se ha metido bastante en el mercado por lo económico. A nivel local compramos poco, lo que es el pargo y la sierra traída de la Guajira, son los únicos”, afirmó el comerciante Dani Quiñónez.

Los comerciantes afirman que los pescadores artesanales de la ciudad no logran suplir las necesidades del mercado cartagenero, puesto que no traen grandes cantidades.

“Aquí el 90 por ciento de los pescados que vendemos es importado. Por ahí el 10 por ciento es nacional, y lo traen de las represas o de la pesca artesanal del Pacifico”, agregó Javier Batista, quien es el encargado de ventas en una reconocido pescadería del mercado de Bazurto.

Para el doctor en ciencias ambientales, Boris Jonhson, la escases de pescado responde a los problemas de contaminación en las fuentes hídricas de Cartagena: “Tenemos que tener presente que los peces de la Bahía de Cartagena no están aptos para el consumo; igualmente los pescadores aledaños, como en La Boquilla, necesitan embarcaciones mucho más fuertes para traer pescados de mar adentro porque obviamente pescado en la orilla no hay. Los cuerpos de aguas en Cartagena han sufrido un deterioro grande, en el caso de la bahía de Cartagena y la ciénaga La Virgen”, afirmó.

Así mismo advirtió sobre la presencia de “mercurio” en los peces de la Bahía y agregó que es preocupante consumir pescados de otros países sin conocer los niveles de contaminación de sus fuentes hídricas.

Según el Dane, el departamento de Bolívar recibió en el primer semestre de este año el 6,5 por ciento de las importaciones de Colombia, y tan solo en pescado, el país con dos océanos y 30 ríos principales, importó más de 135 millones de dólares.