Foto: Cortesía.



Un grupo de jóvenes, familiares y defensores de derechos humanos se congregó en la Torre del Reloj para rechazar la muerte del joven Sergio Naranjo, quien fue asesinado con un destornillador tras pedir a un grupo de personas que le devolviera su motocicleta, la cual habían tomado de manera atrevida.

La víctima tenía 20 años y cursaba estudios universitarios en esta ciudad. Su muerte ha causado indignación en la heroica debido a que en la última semana fueron 3 los estudiantes asesinados en medio de riñas por actos de intolerancia.

"Salgo a marchar por memoria de mi hijo Sergio Andrés Naranja. Queremos exaltar que no queremos más violencia contra los jóvenes porque vemos que en estos días se han presentado muchas matanzas a punta de puñales y cosas y no queremos eso para los jóvenes de la ciudad. Tengo otro hijo de 23 años y no quiero que le pase lo mismo que a Sergio", dijo Herlinda Bohorquez, madre del joven Sergio Naranjo.

"Estamos viviendo una inseguridad en Cartagena...queremos pedirle al Distrito, al Gobernador que nos ayuden porque se están presentando olas de muertes, olas de atraco donde los que están muriendo son los jóvenes", dijo Jefferson Paternina, promotor de esta iniciativa.

La marcha estuvo acompañada por familiares de Yasmin Álvarez, la joven que fue brutalmente agredida por un taxista a principios del año, quien intentó asesinarla tras abusar sexualmente de ella.

"El caso de Yasmín fue un caso de resonancia nacional que trajo como consecuencia una solidaridad por parte de la ciudad y hoy nosotros queremos hacer parte de esta protesta porque no puede ser posible que exista un solo joven violentado o asesinado por manos de personas inclementes", dijo Javier Méndez, familiar de Yasmin.

En todas estas muertes, los agresores usaron armas blancas y objetos contundentes para acabar con la vida de sus víctimas.

 

"Muy triste por lo que está pasando en Cartagena. la intolerancia se tomó nuestra ciudad, hay una sociedad enferma que no solo es fallida socialmente sino en el tema seguridad. Hacemos un llamado a los cartageneros porque no podemos seguir siendo cómplices solidarios de lo que viene pasando con nuestros jóvenes que son el futuro de Cartagena", dijo uno de los asistentes a la manifestación.

Las víctimas.

Además de Sergio Andrés Naranjo, en Cartagena hubo dos homicidios contra jóvenes que generaron rechazo en la ciudad por la intolerancia que impera en la ciudad.

Las víctimas corresponden al estudiante de comunicación social, Fabio Julio Teheran, quien fue asesinado con arma blanca tras acercarse a una riña en la que estaba involucrado uno de sus amigos. El reporte de las autoridades indica que el agresor le propinó heridas a la altura de la ingle y murió mientras era trasladado a un centro médico.

Otra de las víctima corresponde a Juan Camilo Martínez, un estudiante de 17 años, quien cursaba sus estudios en el colegio Nuevo Bosque. Este menor de edad fue asesinado con arma blanca por otro estudiante de 19 años mientras recibían las togas para la ceremonia de graduación del bachillerato.

Se debe señalar que el 61% de las muertes violentas que se dan en Cartagena son por causa de la intolerancia. Buscar En Cartagena, más del 60% de muertes violentas son por actos de intolerancia