En el barrio Calamar de Cartagena una mujer decidió incendiar la casa de su excompañero sentimental debido a que no le pagó los 20 mil pesos correspondientes a la cuota diaria de alimentación del hijo que nació del matrimonio. De acuerdo al general Carlos Rodríguez, la mujer no conforme con incendiar la vivienda, procedió a apuñalar a su exmarido: “Lo lesionó con un arma blanca, con un destornillador en una de sus extremidades inferiores. Después de esto, procedió a trasladarse al lugar de residencia del señor donde este vive y por una de las ventanas lanza gasolina y prende fuego al inmueble y a las pertenencias del señor”. El afectado no instauró la denuncia, argumentando que se trata de la madre de su niña de dos años y quiere evitar que la mujer sea trasladada a la cárcel.