Desde el primero de enero, los usuario de Transcaribe que quieran ingresar al sistema deberán pagar 2.300 pesos. Un incremento de 200 pesos.

El alza de 200 pesos en la tarifa de Transcaribe, desde su entrada en vigencia, ha causado rechazo, indignación e inconformismo entre los cartageneros que utilizan este sistema de transporte. Los afectados consideran que el servicio que ofrece el sistema es insuficiente para ese incremento. Por esta razón, los usuarios han convocado ya varias marchas, plantones y todo iniciativas para exigir un reajuste.  

El próximo 10 de enero se prevé una jornada sin Transcaribe para protestar contra ese aumento, “no voy a usar Transcaribe porque es un abuso y un robo contra la ciudadanía. Total desacuerdo con ese incremento porque es un servicio que está completo y tiene muchas irregularidades. Es un alza exagerada y no corresponde con la calidad del servicio”

Los usuarios cuestionan que la tarifa subiera 9%, tres puntos porcentuales por encima del aumento del salario mínimo de este año. Los afectados, más meticulosos, han manifestado que mensualmente se gastarían unos 110.400 de pesos, unos 30 mil pesos más que el subsidio de transporte para este año.

Humberto Ripoll, gerente de Transcaribe, explicó que con esa alza mantiene la estabilidad del sistema de transporte, señaló que no es un capricho de la empresa sino el resultado de informe técnico, sostuvo que el déficit de buses ha provocado dificultades que impiden la mejora del servicio y, por ende, cause molestia a los usuarios.