RCN Radio realizó un sondeo de opinión entre los cartageneros en torno al nuevo Código Nacional de Policía, herramienta que le otorga facultades especiales a los miembros de la Fuerza Pública. El tema, sin que los ciudadano tengan mucho conocimiento sobre los aspectos que componen dicho documento, ha desatado y generado opiniones encontradas, en especial con aspectos relacionados con la ingesta de licor en escenarios públicos y irrupción en lugares residenciales en donde se estén realización de fiestas que excedan los decibeles de ruido permitidos. Algunos cartageneros se mostraron partidarios de las medidas y sanciones que sobre estos ítems establece el Código Nacional de Policía. "Eso me gusta y más porque vivo en una zona donde todo el mundo hace lo que le da la gana, en la zona sur oriental, eso es una medida que va a educar a la misma gente (...) lo del sonido en las casas me parece bien porque eso es muy ruidoso y algunos vecinos no están acostumbrados a esas cosas y esas son reglas que debemos cumplir", manifestaron dos ciudadanos. Sin embargo, hay quienes consideran que restringir este tipo de conductas, están también impactando en la libertad de las personas. "Particularmente a mi no me sería de agrado que yo esté  disfrutando de buenos momentos con mi familia o con particulares y que venga la Policía a pagarme el sonido o de mala medida cortarme la luz porque eso es lo que dice el articulo y en una cultura cartagenera que le están imponiendo una ley, más no la están educando", expresó un consultado. Y precisamente, el punto relacionado con la educación, es donde los ciudadanos coinciden que es la principal debilidad que presenta el Código Nacional de Policía y que es lo que está ocasionando que en ciertos segmentos de la población, esta herramienta esté teniendo barreras e incluso resistencia por parte de las personas. "Hoy en día están haciendo etapas pedagógicas, pero eso debieron haberlo empezado antes, hacer reuniones, organizar eventos, anunciarlo. Mucha gente aquí en Cartagena no conoce el Código de Policía, ni las sanciones, entonces, a la gente hay que enseñarle bien lo que es en si y la policía debe estar preparada para eso", apuntó un residente de la ciudad. "Pienso que la idea es que haya más convivencia, que haya menos problemas en los barrios pero la gente no conoce estos códigos, no le prestan atención porque no hay una educación al ciudadano del común, del barrio y le imponen estas medidas a la fuerza y es allí donde vienen los problemas", acotó otro ciudadano.