Cargando contenido

Foto: Colprensa



El 55% de la población de Cartagena que se considera ocupada, su empleo está en la economía del rebusque.

Un análisis de Cedetrabajo Capítulo Cartagena a las cifras del trimestre de junio, julio y agosto de 2017 y 2016 del Dane, dejó en evidencia el difícil panorama de los residentes de la ciudad en materia de empleo. Leonardo Jiménez, coordinador de esta investigación, alertó sobre el incremento de la población inactiva de Cartagena, es decir cada vez son más las personas que después de cinco años desisten de buscar empleo.

“En el año 2016 en Cartagena habían 320 mil personas que eran inactivas, y el año 2017 se aumentó 334 mil. En Cartagena 14 mil personas desistieron de buscar puestos de trabajo porque se cansaron de buscarlo, hoy realmente son desempleados y estos son artificios metodológicos que utiliza el Dane”, explicó Jiménez.

Otro de los aspectos que advierte este análisis es el porcentaje de informalidad laboral en Cartagena el cual supera el promedio de las trece ciudades capitales que mide el Dane: “La ciudad tiene un problema muy serio, Cartagena como mencioné tiene 410 mil ocupados en la actualidad, el 52,2% son informales, con empleos de muy mala calidad”, añadió.

Por otra parte, los ingresos salariales de los empleados formales son extremadamente bajos en comparación a ciudades similares a ella. En el 2016, un trabajador del sector de comercio de Cartagena recibía unos 687 mil pesos, mientras que un empleado de la misma categoría pero en Bogotá o Medellín se ganaría 875 mil pesos.  

En el año 2016, Cartagena tenía 418 mil personas ocupadas durante este trimestre, pero en 2017 tiene 410 mil, es decir, en un año en la ciudad 8 mil personas dejaron de trabajar.