Ray Charrupi director de la fundación Chao Racismo llegará en las próximas horas a Cartagena para interponer la denuncia penal contra la señora Shirlie Berrío, la mujer que cometió un presunto acto de discriminación al llamar negro a un taxista y tratarlo además con vulgaridades en la zona comercial del barrio residencial de Manga.   Charrupi, aseguró que si se llega a comprobar que el taxista trató de amarilla a la mujer, deberá afrontar los mismos cargos que se interpondrán contra ella por discriminación racial.     “Si en el proceso de la fiscalía se comprueba que el señor taxista incurrió en un acto de discriminación racial en este caso en contra de la señora Shirlie Berrío, debe tener el mismo tratamiento respecto del que se espera de la mujer. Es decir, la fiscalía debe procesar a todo aquel que incurra en acto de discriminación o racismo sea blanco, negro, amarillo, judío, cualquier ser humano que incumpla la norma debe pagar la condena”, dijo Ray Charrupi.     El director de la fundación que busca acabar con los casos de discriminación racial en el país, criticó además la acción del policía que permitió que la mujer insultara al taxista sin ni siquiera mover un dedo para evitarlo.