Dos buses de servicio publico intermunicipal chocaron en la carrera 30, en Soledad Atlántico, dejando por lo menos 40 personas heridas sin mayor gravedad. Uno de los lesionados afectados fue el conductor de uno de los buses que terminó atrapado entre los metales siendo necesaria la intervención del cuerpo de Bomberos. Según la primera información el accidente se registro después que uno de los vehículos frenara en seco probocando el choque por la parte trasera del otro bus. Al lugar llegaron varias ambulancias que trasladaron a los pasajeros heridos a diferentes centros asistenciales de Barranquilla.