Cargando contenido

Los cuerpos fueron llevados Montería.

La funeraria fue cerrada en Barranquilla.
Capillasdelafe.com

La polémica por el traslado de cuatro personas fallecidas por COVID-19 de Barranquilla hacia la ciudad de Montería terminó con el sellamiento de la funeraria Capillas de la Fe, ubicada en la capital del Atlántico, por no cumplir con los permisos establecidos para estos traslados. 

Esto se da luego de unas indagaciones adelantadas por la Alcaldía de Barranquilla a través de la Secretaría de Salud Distrital, tras recibir una denuncia por parte de la administración de Montería donde manifestaba el ingreso de un vehículo con cuatro cadáveres provenientes de la capital del Atlántico. 

La Secretaría de Salud de Barranquilla procedió al cierre de la Funeraria Capillas de la Fe y a instaurar una denuncia penal para establecer quiénes fueron los responsables. 

Le puede interesar: Nueve presos de la URI de la Fiscalía de Barranquilla dieron positivos con COVID-19

El secretario de Gobierno, Clemente Fajardo, precisó que el cierre del establecimiento de servicios funerarios lo llevó a cabo la Secretaría Distrital de Salud, mientras el equipo jurídico del Distrito instauró denuncia penal.
   
"En ningún momento y en ninguna circular se autoriza a las funerarias a hacer traslado de las personas fallecidas a otros municipios y a otras ciudades de Colombia. Estos establecimientos deben seguir los lineamientos establecidos para el trato de los cadáveres, es por eso que se procedió al cierre de la funeraria y a iniciar una denuncia penal", explicó el secretario de Gobierno. 

Por otra parte, a raíz del incremento de personas muertas por COVID-19 o sospechosas por coronavirus que se ha visto en la ciudad de Barranquilla se ha copado la capacidad de los hornos crematorios que están disponibles para tal procedimiento. 

Lea también: Atlántico reportó la cifra más alta de muertes en un día por COVID-19

Ante esta situación, la Alcaldía Distrital a través del lineamiento del Ministerio de Salud establecieron que los cadáveres podrán ser inhumados siguiendo estrictas medidas sanitarias. Esto se debe al copamiento de los hornos para cremar a las personas fallecidas en Barranquilla. 

“Es importante aclarar que la circular enviada a las funerarias en cuanto al manejo de cadáveres solo implica que el tener Barranquilla copada su capacidad de hornos crematorios se procederá de manera muy cuidadosa, teniendo en cuenta siempre los protocolos de bioseguridad y de responsabilidad, a la inhumación de los cadáveres", puntualizó de manera enfática el secretario distrital de Gobierno.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido