A cinco semovientes de Barranquilla le quitaron un peso de encima ayer: su oficio como transportadores de carga informal concluyó luego de ser incautados por la Policía Nacional.

Los animales fueron hallados con laceraciones sobre el lomo y algunas señales de maltrato en su cuerpo.  Pese a la oposición de sus dueños porque se los llevaran, los miembros de la Policía de Carabineros procedieron a realizar la incautación y los colocaron a disposición de la Secretaría de Gobierno distrital.

El intendente Ever González,  jefe de Policía ambiental, destacó que en lo que va del año han aumentado en un 70% las incautaciones de semovientes, por lo que hizo un llamado a la comunidad para que denunciaran a las personas que emplean estos animales como medio de transporte de carga informal por la ciudad.