Luego de seis meses de no recibir salarios por sus servicios, los cirujanos del hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar, junto a otros profesionales de la salud, decidieron no atender consultas externas y cancelar todas las cirugías programadas.

“Es decir que no hay cirugías electivas en este momento en la institución. Solo está funcionando el servicio de urgencias para la atención del usuario apremiante y la parte de los pacientes hospitalizados”, expresó Rafael Zabaleta, médico cirujano.

Enfermeros, instrumentadores quirúrgicos, entre otros profesionales de la salud se unieron a este cese de actividades.

Aseguran que no retomarán labores en el hospital Rosario Pumarejo de López hasta que les paguen lo que les adeudan.