El contralmirante Orlando Romero, representante por el Gobierno en el Mecanismo Tripartito de Verificación, aseguró que no hubo ningún incidente por la citación que hizo el comandante de las Farc de la zona veredal de Ponderes en La Guajira a los alcaldes de ese departamento, "simplemente porque se pudo constatar que no hubo ninguna reunión”.

"Hubiera sido una violación si se hubiera presentado algún tipo de compromiso de fuerza, pero no se constituye algún incidente porque no pasó", indicó el contralmirante.

Por su parte, Marcos Calarcá plantó su voz de protesta indicando que siempre le endilgan a la guerrilla violaciones al acuerdo final y definitivo “sin que las cosas pasen".

Esto contradice la afirmación del alto comisionado para La Paz, Sergio Jaramillo, quien manifestó hace unos días que ese acto de las Farc era violatorio al cese definitivo al fuego.