Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En la clínica Bonadonna Prevenir la atención está colapsada por falta de cobertura.
Clínica Bonadonna Prevenir

La alta demanda de pacientes positivos y posibles COVID-19 en el Atlántico, ha comenzado a generar un colapso en algunas clínicas de Barranquilla debido a que las camas de UCI no son suficientes para los casos que ingresan a diario en las diferentes instituciones. 

En la clínica Bonadonna Prevenir hay preocupación porque a la fecha atienden a 12 pacientes en delicado estado de salud, pero solo hay 10 camas UCI para atención de coronavirus.

El gerente médico de esta organización, Nicolás Villegas, dio a conocer la problemática que existe debido a que tienen la atención de UCI colapsada por los casos de COVID-19.

"De los 12 pacientes, cuatro son confirmadas con COVID-19 y el resto son sospechosos. Se supera la capacidad por dos, de manera rápida nos ha tocado reinventar unas camas de UCI para atender a estos pacientes que requieren la asistencia", explicó Villegas. 

Le puede interesar: "Policía tiene que cumplir su deber": Duque por patrullero que se negó a desalojo

El gerente médico indicó que hay 32 camas de UCI, incluyendo 10 exclusivas para COVID-19, además de una atención de urgencias para problemas respiratorios definida para este tipo de pacientes.

"En las últimas 48 horas hemos recibido 22 atenciones de urgencias para pacientes con síntomas de COVID-19, y sin meter los pacientes que están en UCI, 17 permanecen hospitalizados. Es una cifra bastante alta que se está atendiendo en la clínica", indicó el directivo.

En las últimas horas tuvieron que cerrar la atención de urgencias por la alta demanda de pacientes que colapsaba la capacidad que tiene la clínica. 

"Tuvimos cierre de urgencias porque no teníamos más camas para COVID-19, ahora tenemos 3 disponibles para usar, pero es por el alto número de fallecimientos. En las últimas horas tuvimos 11 personas que fallecieron, pero en cualquier momento tendremos que volver a cerrar la atención por el ocupamiento", manifestó el gerente. 

De seguir el aumento de casos en el departamento del Atlántico, las instituciones clínicas en Barranquilla seguirán colapsadas y llegará el momento que tendrán que decidir a quien salvarle la vida. 

"Aún no nos ha tocado vivir tal situación, pero estamos muy cerca de todo esto, no solo esta clínica sino muchas en Barranquilla que estamos enfrentando la misma condición de cobertura y ocupación. Entonces si progresa el contagio y la severidad de la enfermedad en nuestros pacientes habrá tal situación, y es dramático que eso llegue a suceder", puntualizó Nicolás Villegas. 

Lea también: ¿Cómo funciona la hipoteca inversa para adultos mayores de 65 años?

Sin embargo desde la alcaldía distrital se ha dicho que se ha ampliado la capacidad hospitalaria en la Red Pública. 

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo ha dicho que "en la red pública hospitalaria ha venido subiendo en un 50 por ciento nuestra capacidad hospitalaria en los meses de junio y julio que coincidirá con el aumento del mayor número de casos". 

Situación contraria a lo que sucede en las clínicas privadas de la ciudad de Barranquilla con la atención de pacientes con COVID-19, de acuerdo con lo manifestado por directivas de estas clínicas.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.