Cargando contenido

Foto: cortesía MinEducación.



En Cartagena, se realizó la entrega del Premio Iberoamericano en Educación en Derechos Humanos ‘Óscar Arnulfo Romero’, galardones que otorga la Organización de los Estados Iberoamericanos, OEI.

En esta versión del premio, el organismo reconoció por primera vez a Colombia, a partir del trabajo que se ha adelantado en el país en  la defensa, educación y promoción de los Derechos Humanos (DD. HH.), a través de la educación y la pedagogía.

Entre los proyectos premiados se encuentra el denominado ‘Nuestro Proyecto Socio Productivo (PSP): enseñanza de los Derechos Humanos de la mujer en las unidades educativas Caleria y Cohana’, de Bolivia, el cual plantea una lucha, desde la educación, contra la discriminación a las mujeres y garantizarles una vida libre de violencias.

Así mismo, se destaca el proyecto: ‘La mediación como mecanismo de resolución de conflictos: mediadores escolares normalistas’, desarrollado por la Escuela Normal Superior Juan Ladrilleros, de Buenaventura, en el departamento del Valle del Cauca.

Aparecen igualmente el proyecto ‘Implementación de ecotecnologías  para la mejora de la calidad de vida’, que fue ejecutado por el Instituto de Formación de Adolescentes y Niños Trabajadores (Infat), de Perú; como también el programa ‘Relevos generacionales para educación en Derechos Humanos’, desarrollado por el Museo de la Palabra y la Imagen, de El Salvador.

La ministra de Educación, Yaneth Giha, que estuvo acompañada por secretario General de la OEI, Paulo Speller y el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo; manifestó que el reconocimiento a Colombia en esta materia llega en un año importante en donde el país viene trabajando por la paz, tras la firma del Acuerdo alcanzado entre el Gobierno Nacional y las Farc.

"Nos da la posibilidad de construir una Colombia en la que se garanticen los derechos humanos y el acceso y permanencia a una educación de calidad, que genere legítimas oportunidades de desarrollo", dijo.

Para la Ministra, "la construcción de esa paz empieza desde la escuela, formando a nuestros estudiantes en competencias ciudadanas; creando ambientes de sana convivencia en todos los colegios del país y educando seres humanos capaces de respetar la diferencia y resolver sus conflictos sin usar la violencia".