Unidades de guardacostas de la Armada Nacional realizaron la interdicción de la embarcación ‘Baby Norlyn’ a siete millas náuticas al suroeste de San Andrés, siendo capturados dos hombres que tenían en su poder 100 proyectiles, 7.609 dólares americanos y alrededor de un kilogramo de carne de tortuga. El material incautado y los capturados, un colombiano de 52 años y un nicaragüense de 44 años, fueron puestos a disposición del CTI por delito de fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones. También, por el transporte de carne de tortugas marinas, una especie protegida en la Reserva de Biosfera, la embarcación recibió una infracción por violación a las normas ambientales y de marina mercante. La embarcación fue dirigida hacia la Estación de Guardacostas ‘Samuel May Corpus’ junto a la munición y los elementos incautados. El material biológico incautado fue puesto a disposición de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago (Coralina).