Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

 El balneario en el que propios y visitantes pueden gozar de un baño de mar es Playa Azul en La Boquilla
Alcaldía de Cartagena

Este primero de octubre Cartagena dio inicio a su plan piloto de playas bioseguras. El balneario escogido para esta puesta en funcionamiento fue Playa Azul en La Boquilla, la cual cuenta con 94 módulos sociofamiliares de 16 metros cuadrados, con capacidad máxima para seis personas y un tope de 520 bañistas.

Lea también: Nativos de Playa Blanca piden a Alcaldía de Cartagena que los dejen trabajar

El primero en disfrutar de un baño de mar fue el alcalde William Dau, quien invitó a los ciudadanos a disfrutar del balneario, de manera responsable. Si esto no sucede, indicaron las autoridades, se procederá a imponer sanciones.

Es obligatorio el uso de tapabocas en todo momento, salvo cuando se viene del modulo hacia el mar para bañarse. Se aplicarán sanciones a quienes no cumplan con estas medidas de seguridad y también sanciones a quienes abusen de las reservas, porque le quitan la oportunidad a otro visitante”, sostuvo.

Es importante destacar que si se quiere disfrutar de la playa, es necesario realizar una reserva, por medio de la página web https://reservadeplayas.cartagena.gov.co/. Allí se escogerá el horario de asistencia y el módulo sociofamiliar.

El ingreso para quienes hayan hecho la reserva previa será entre 8:00 a.m., y 9:00 a.m., y entre 1:00 p.m., y 2:00 p.m. Los horarios de uso del balneario irán desde 9:00 a.m., y 12:00m., y entre 2:00 p.m., y 5:00 p.m. Existirá un espacio para la desinfección de los módulos, desde las 12:00 m., y la 1:00 p.m.

Así mismo, el mandatario de los cartageneros indicó que se está trabajando una lista de precios unificados para evitar que se registren abusos a turistas y que se está trabajando en las diferentes opciones de empleo para los vendedores estacionarios de las playas de la ciudad.

Lea también: Procuraduría investiga creación de autoridad ambiental en Barranquilla

“En estos momentos se está reacomodando la cantidad posibles de vendedores, pero no vamos a perjudicar el turismo y el servicio a todos los cartageneros y visitantes, porque hay muchísima gente que está acosándolos para vender. A los vendedores ambulantes se les buscará otro sitio y se les ayudará para buscar otras fuentes de ingresos”, concluyó.

Se espera que la próxima semana también se pongan en funcionamiento las playas de Bocagrande.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.