Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los nativos llevaban varios días en la capital de Córdoba
Los indígenas viajaron en busetas de servicio público.
Cortesía/Gobernación

Un total de 160 integrantes de la comunidad embera-katío, que hacían parte del grupo de indígenas concentrados al frente de la Gobernación de Córdoba en Montería, retornaron a sus resguardos en el municipio de Tierralta.

El retorno fue coordinado por el secretario del Interior de la Gobernación, Edgar Garcés, tras un arduo trabajo de acompañamiento articulado con otras instituciones públicas del departamento.

Lea además: Ofrecen recompensa para esclarecer asesinato de un policía en Córdoba

Según el funcionario, este retorno seguro se produce luego de los compromisos adquiridos, por parte de la Administración departamental, tras escuchar las peticiones  de esta población, especialmente lo relacionado con la presencia de actores armados y otras necesidades en materia de salud y educación.

Expresó que el Gobierno departamental trabajará en la dirección de atender estos reclamos legítimos de dicha población, procurando para ellos bienestar, oportunidades y seguridad.

“Cabe resaltar la disposición abierta y de diálogo que ha mantenido el gobierno de Orlando Benítez Mora para resolver las reclamaciones, no sólo de los indígenas, sino también de campesinos, víctimas y gremios, basada en la premisa de respetar las diferencias y construir consensos”, agregó el funcionario.

En otras noticias del Caribe: Coronavirus: Toman medidas para contrarrestar la variante californiana en Córdoba

Se espera que en los próximos días el resto de los indígenas que aún quedan en el Parque Simón Bolívar, regresen a su lugar de origen.

El secretario del Interior recordó que desde el pasado 20 de abril, cuando los nativos llegaron a la ciudad de Montería, recibieron asistencia social y humanitaria y atención en sus necesidades básica.

La Secretaría de Salud municipal, desde la llegada de los nativos, ha venido realizando pruebas de Covid-19 para evitar contagios masivos de la población nativa. De igual forma, la atención especial a la población  infantil y mujeres en estado de embarazo.

Los voceros de los indígenas han solicitado que no sigan las operaciones del Ejército contra las bandas criminales, cerca de sus territorios en el Alto Sinú.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.