Mónica Fadul. Foto tomada de la página web de Fenalco Bolívar.

Más de 40 días de paro camionero comenzaron a pasar factura a los comerciantes de Cartagena, quienes aseguran que el cese de actividades de los transportadores de carga también está poniendo en riesgo la estabilidad y rentabilidad de sus negocios. Mónica Fadul, directora de Fenalco, Bolívar, basándose en un sondeo realizado a sus afiliados, reportó que el 82% sostuvo que "de alguna u otra forma ya se han visto perjudicados por las acciones" derivadas de la parálisis de los transportadores. El dato más preocupante que arrojó el sondeo corresponde a que "en tres semanas se comenzarán a sentir directamente los efectos" del paro camionero lo que se verá materializado en menor disponibilidad de mercancía, altos precios y bajo flujo de caja. "Lo que manifiestan es que las condiciones en las que están hoy solo soportarían de manera adecuada tener su actividad comercial hasta tres semanas más. Realmente lo que se ha visto es una disminución en las actividades económicas en donde se evidencia esto más que en otras", dijo Fadul. Añadió que "esto por el tipo de mercancías, las que vienen de pronto por puertos del pacífico que son absolutamente también necesarias para la economía de la región".  Otros aspectos que se detallan en el sondeo son que el 30% de los encuestados indicó haber perdido productos, el 24% señaló que los materiales con los que trabajan han escaseado, el 20% ha percibido incrementos en los precios y el 26% aseguró que le ha incumplido a sus clientes, todo como consecuencia del paro de transportadores.