Cargando contenido

Foto de RCN Radio.

Tras las inconsistencias que fueron detectadas en el estudio que hizo la Universidad de Cartagena a 16 edificios, construidos de manera ilegal. El ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, anunció que se revisará esos informes para emitir un segundo concepto sobre la confiabilidad de esos resultados.

Esta revisión se da por la incertidumbre que hay en la ciudad por las edificaciones ilegales construidos por Wilfran Quiroz, el mismo constructor señalado por la Fiscalía de homicidio culposo tras el desplome de la obra Portal de Blaz de Lezo II, en la cual murieron 21 obreros.

"Lo que estamos sugiriéndole a la alcaldía es que envíe toda la documentación a la Comisión Nacional de Sismo resistencia para que un par, de verdad, pueda tomar una decisión al respecto y mostrar si están hechos esos estudios de acuerdo a lo que se necesita, como tomar la decisión de demoler a un edificios si no se cumplen las normas de sismo resistencia", señaló Sánchez.

Al término de un encuentro con el alcalde de Cartagena, el ministro señaló que las 108 familias afectadas por estas construcciones ilegales, fueron engañadas.

Son más de 283 apartamentos los que fueron comprados a la empresa Quiroz, la cual según la Fiscalía construyó con materiales de baja calidad y sin ni siquiera contra con planos para adelantar las obras.

"Aquí lo que sucedió fue un robo absoluto porque también encontramos que no hay licencia para ninguna de estas edificaciones y que por consiguiente no tendrían ningún seguro la posibilidad de pagar a estos personajes que fueron estafados", añadió.

Asimismo, el ministro manifestó que se ordenará a los curadores hacer mayor control a las construcciones en sus territorios.

"Sacamos una resolución para que los curadores tengan que hacer autovigilancia para que no volvamos a repetir lo que hemos vivido en esta ciudad, esto ha pasado en otras partes del país y lo que no puede pasar es que las alcaldías y las secretarías de planeación no cumplan su función y encontremos edificaciones 4 o 5 años después de haberse iniciado", afirmó.

El Ministerio de Vivienda se comprometió a asesorar a la alcaldía de Cartagena para que tome las medidas correspondientes y se puedan dar garantías a las víctimas de las construcciones ilegales.