Cargando contenido

Hay cinco personas lesionadas y varios objetos de valor ancestral están desaparecidos.

Otro indígena más asesinado en el Cauca
Colprensa

Líderes de la comunidad wayúu de Pariyen, corregimiento de Winpeshi, municipio de Uribia, llegaron a Riohacha para presentar ante la Fiscalía General de la Nación, lo que ellos consideran un abuso de autoridad en territorio ancestral. 

Los miembros de la comunidad aseguran que varios uniformados que acompañaban a empleados del Grupo de Energía de Bogotá, que desarrollaban la pre-consulta previa con las comunidades indígenas, llegaron hasta la ranchería en mención y dispararon contra la comunidad. Frente al hecho, Isaac Barros, líder indígena, indicó que los uniformados violentaron las puertas de los ranchos y se llevaron varios objetos de valor.

"Entraron al rancho de la autoridad tradicional, se llevaron varios collares de tumas y oro, un anillo, un reloj y un dinero que se encontraba en el sitio para pagar las obras que están construyendo. Sus huellas quedaron registradas del carro en que se transportaban los policías ", acotó Barros.

Lea ademásEscoltas en Magdalena protestan por señalamientos del director de la UNP

Los líderes aseguran que al llegar de la actividad de concertación se encontraron con que muchos de sus miembros, entre ellos menores, se encontraban desaparecidos ya que corrieron al monte para resguardarse de los disparos de las autoridades. Al final, fueron llegando al kiosko que está en construcción, denotando que cinco personas habían resultado heridas.

"Encontramos los casquillos de los disparos que hicieron, por lo que muchos corrieron, y encontramos lesionados en el monte cuando llegamos a la comunidad" agregó Barros. 

Frente a los hechos, las autoridades indican que los uniformados reportaron que, en medio de un patrullaje, fueron objeto de disparos al parecer provenientes del territorio ancestral, a los cuáles respondieron para defenderse.

"En el lugar de los hechos se encontró un bolso con varios elementos, entre ellos dos proveedores vacíos, productos para la limpieza de un arma de fuego y recibos de compraventa de Maicao, por el empeño de varios elementos como un reloj y una cadena", expresó una fuente policial. 

Por su parte, el Grupo de Energía de Bogotá lamentó lo sucedido y expresó en un comunicado de prensa que había recibido la información, sin mayor detalles.

Le puede interesarGobernación de La Guajira revoca apertura de licitación de transporte escolar

"Se recibieron unas quejas relacionadas con unos supuestos incidentes que miembros de esa comunidad tuvieron con una patrulla policial. En esta ranchería no se hizo actividad alguna del proyecto Colectora y tampoco hubo presencia de los colaboradores de nuestra compañía", se especifica en el comunicado. 

Versión que la comunidad rechazó, tras asegurar que este territorio hace parte del sitio donde se desarrolló la reunión y que no se encontraban en su tierra por estar cumpliendo la cita con dicha empresa. 

Por los hechos, las comunidades aseguran que que no están dadas las garantías para estos procesos de concertación. Aseguran que no se sentarán con la empresa hasta que las autoridades no respondan por las faltas causadas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido