Más de 10 concejales han sido separados del cargo por presuntos hechos de corrupción. 

CONCEJO DE CARTAGENA
RCN Radio

El Concejo de Cartagena sesiona actualmente con menos del 50% de sus cabildantes. Esto luego que el juez segundo penal del circuito de esta ciudad impusiera medida de aseguramiento domiciliaria contra ocho concejales, quienes son señalados por la Fiscalía de haber recibido dineros para elegir irregularmente a la contralora distrital.

Los concejales cobijados con detención domiciliaria son Américo Mendoza( ASI), Antonio Salim Guerra( Cambio Radical), Duvinia Torres (La U), Edgar Mendoza( Conservador), Erich Piña (Liberal), Lewis Montero (Opción Ciudadana), Luis Javier Cassiani (Cambio Radical) y William Pérez (La U).

Hace algunas semanas, fueron enviadas a la cárcel la concejal del Partido Verde, Angélica Hodge y el exconcejal Jorge Useche.

Por los mismos hechos  fue enviado a la cárcel el alcalde Manuel Vicente Duque, su hermano José Julián Vasquez y la contralora Nubia Fontalvo, a quienes se les acusó de haber dado dinero y contratos a los concejales para que se diera la elección irregular de la contralora.

A esta situación se suma que hay una curul en disputa entre Judith Díaz y Ronald Fortich quienes hacen parte del movimiento Cartagena Confirma. El Consejo de Estado aún no ha definido a cual de estas dos personas se les dará la curul. 

Los concejales que están sesionando son Wilson Toncel, César Pión, Javier Curi, David Dáger, Vicente Blel, Rodrigo Reyes, David Caballero y Rafael Meza.

El presidente del Concejo, Wilson Toncel, señaló que a partir de ahora cinco concejales podrán aprobar los proyectos más importantes de la ciudad.

"Hoy estamos ocho y el quórum de ocho son cinco. O sea las decisiones las tomarían cinco. Puede seguir funcionando la corporación con un quórum de la mitad más uno de los que quedamos", señaló. 

También manifestó que "hay una reconfiguración del quórum ya que estos casos donde hay sillas vacía se sancionan a los partidos y no a las corporaciones publicas las corporaciones tienen que seguir trabajando". 

La crisis en el concejo se agrava porque de los 8 concejales habilitados para hacer control político en Cartagena, hay dos vinculados al proceso de presunta corrupción en la elección de la contralora; David Dáger (Liberal) y Javier Curi (Liberal). 

"Hoy la ciudad de Cartagena está en una situación de mucho cuidado, muy crítica, no es solo la corporación, el Consejo de Cartagena, es la integridad alcaldía de Cartagena. El mensaje es que vamos a elegir alcalde próximamente y los cartageneros somos los que tomamos la decisión: no hay que elegir por plata hay que elegir por el bienestar de la ciudad", añadió.

Actualmente el Concejo de Cartagena debate la incorporación de recursos al Presupuesto de la alcaldía para el 2018 y tiene a su cargo el debate de control político a retrasos en el Plan de Alimentación Escolar (PAE) y la invasión de terrenos públicos en Cartagena.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido