La Fiscalía General de la Nación, logró que un juez condenara a Diego Armando Hernández, mecánico de profesión, como responsable del delito de hurto calificado y agravado.



 

Los hechos, se registraron el 28 de mayo pasado, cuando el sentenciado en un vehículo de alta gama, con otros integrantes de la organización delictiva, amenazó con arma de fuego a Beatriz Rincón Penagos, quien atendía un puesto de venta de chance.

 

En audiencia pública, el sentenciado pidió perdón a la sociedad y a su familia por los daños causados a la comunidad y las víctimas del hurto, a quien indemnizó con 2 millones de pesos.

 

Por los mismos hechos, será llamado a juicio Cesar Augusto Angarita, quien se declaró inocente de los delitos endilgados por el ente acusador, aun cuando fue capturado cerca del lugar donde ocurrió el asalto.