Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

.
Autor Prensa Icbf

Los exámenes de laboratorios realizados por el Instituto Nacional de Salud (INS) confirmaron que la bacteria que afecta a las comunidades indígenas de kogui, habitantes del asentamiento de Taminaka en la Sierra Nevada y en Dibulla, La Guajira, es la Tos ferina conocida científicamente como (Bordetella Pertussis).

La entidad reveló que las pruebas desarrolladas ratificaron un brote de esta enfermedad especialmente en los menores de edad, a los que les causó la muerte.

La investigación de campo realizada por el INS durante tres días, empezó el pasado miércoles en distintos centros hospitalarios de la ciudad de Santa Martha,  donde se identificaron 17 niños de la comunidad indígena kogui hospitalizados, cinco de ellos en UCI y 12 en estado de desnutrición aguda. 

Lea: Misión médica busca atender a indígenas kogui enfermos por extraño virus en la Sierra Nevada

Los médicos epidemiólogos apuntaron que los menores de edad están actualmente en tratamiento con antibiótico, con buena respuesta y evolución.

“Las muestras analizadas por el Laboratorio Nacional de Referencia del INS confirmaron la detección por PCR del virus respiratorio Bordetella Pertussis o también conocido como Tos ferina”, señaló.

Dijo que además se pudo verificar que los menores de edad no tenían esquema de vacunación contra la enfermedad.

“El equipo de respuesta del INS además de constatar las condiciones nutricionales de los menores de edad afectados, estableció que todos los niños se encontraban sin vacuna, dado que no se encontró registro de vacunación y los adultos responsables de los niños refirieron que no fueron vacunados”, sostuvo.

Lea más: Estado de salud de los 15 niños indígenas kogui enfermos por extraño virus

Resaltó que es importante que las autoridades locales trabajen en la recuperación de la vacunación de los menores en estos territorios. 

“Las secretarías de salud departamentales, en este caso, la Secretaría de Salud de la Guajira, debe velar y verificar el cumplimiento del programa de vacunación en su territorio y las Empresas Administradoras de Beneficios (EAPB) deben asegurar el programa de vacunación en su población afiliada”, aseguró.

El INS rechazó que por la falta de un esquema de vacunación se vean afectados los menores de edad con este tipo de enfermedades.

Es una situación lamentable que los niños mueran y enfermen a causa de esta enfermedad. Secretarías, EAPB y padres o adultos acudientes deben comprometerse con la vacunación de los niños menores de cinco años”, añadió.

La entidad invitó a las secretarías de salud y EAPB indígenas en la zona a revisar y asegurar la vacunación en su población. 

El Instituto Nacional de Salud además reveló que el gobierno indígena autorizó el ingreso a la zona solamente de la IPS indígena, del 23 de marzo al 2 de abril para una nueva valoración médica de la región. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.