Foto: RCN Radio

Todo un acontecimiento se convirtió el reinado que organizaron las internas de la cárcel de San Diego para celebrar los valores de la tolerancia, la honradez, la justicia y el amor. De las 154 mujeres que se encuentran recluidas en ese lugar, solo una no asistió. Se trata de la contralora distrital Nubia Fontalvo, quien prefirió quedarse en su celda. Recordemos que desde hace un mes está recluida por presuntos actos de corrupción en su cargo. Pero mientras la funcionaria pública se negaba a celebrar los valores, las demás internas sacaron ollas y pitos para apoyar a sus candidatas, las cuales fueron seleccionadas de cada uno de los pabellones. Ellas ayudaron a sus compañeras a maquillarse, a algunas les enseñaron a caminar con tacones y hasta decoraron el lugar. "Hemos comprado globos, hemos adornado la carpa y el sitio donde ellas se ubican y la estamos apoyando", señaló una interna. "La justicia y la equidad son nuestras candidatas, las estamos apoyando aquí muy alegres", afirmó una de estas mujeres. "Las participantes super alegres, las reinas populares se ven muy alegres y qué buenos que nos den estos espacios a las internas de San Diego", añadió una de las reclusas. El evento estuvo acompañado de música carnavalera y de las interpretaciones de una de las internas que se disfrazó de Celia Cruz para cantar salsa a sus compañeras. El ambiente era similar a una fiesta de noviembre. "Hemos bailado mucho, gozado demasiado y tenemos ganas de luchar para salir de aquí", añadió una de estas mujeres.  "Excelente todo, parece que estuviéramos en la calle en noviembre. Nos han hecho sentir como si estuviéramos en la calle un día de hoy", dijo una reclusa. [gallery size="full" columns="4" link="file" ids="399006,399007,399008,399009,399011,399012,399014,399015,399016,399017,399018,399019,399013"] La directora de la cárcel de San Diego, Judith Figueroa, aseguró que pese a las diferentes conductas de las internas, estas actividades han servido para fermentar el respeto y la unidad en el centro penitenciario. "Aquí no estamos presos, somos una familia y seleccionamos a las niñas con mejores comportamiento para participar del reinado. Cada una representa un valor, son niñas muy estudiosas han buscado la forma de superarse y todos podemos equivocarnos pero tenemos derecho a una segunda oportunidad", señaló la directora. La noche finalizó con un concierto de champeta, bailes y hasta comparsas de mapalé y cumbia que hicieron su presentación en el patio principal del lugar. Al final fue elegida la reina de la convivencia social, quien representará a todas las internas en actividades públicas.