Guillermo Rivera / Foto cortesía derechoshumanos.gov

El Consejero Presidencial de Derechos Humanos, Guillermo Rivera, aseguró en Cartagena que la incursión del ELN, en zona rural de Güicán, Boyacá, que dejó 12 miembros de las fuerza pública muertos va en contravía de lo que ha planteado este grupo subversivo en materia de la voluntad de empezar un dialogo formal paz con el gobierno nacional.



El funcionario, calificó de demencial, la emboscada contra la patrulla de alta montaña número 2 de la brigada Uno del Ejército.

" Si el ELN cree que con este tipo de atentados, gana mayor espacio en una eventual mesa de negociación lo que está es equivocado, los colombianos lo que esperamos del ELN, son gestos de paz y no gestos de guerra, y no gestos demenciales como este que acaba de ocurrir", afirmó Rivera.

Recalcó que el ELN con este tipo de actos demenciales, lo que se está es ganando el rechazo de todos los colombianos.