El Consejo Gremial de Bolívar emitió un comunicado donde sentó su posición, en relación a la polémica que se ha desatado en Cartagena, la aprobación que dio la Dirección General Marítima (Dimar) a una concesión por 20 años a una marina en el sector de Castillogrande, en la Bahía de Cartagena. El organismo que reúne a las principales asociaciones gremiales del departamento, liderado por Alicia Bossi, manifestó que si bien es importante promover la industria náutica en la ciudad; consideró que proyectos de este tipo, así como cualquier proyecto de impacto, necesariamente deben estar en línea con la visión local de desarrollo, los instrumentos de planificación y la normatividad de la ciudad, tal y como es el Plan de Ordenamiento Territorial. "En este sentido, reiteramos estar de acuerdo con el gobierno local en que las marinas deben ubicarse en lugares en los que exista una armonía con el entorno según la vocación del territorio y que de esta manera se defina su conveniencia para los ciudadanos, privilegiando el bien general", expresó. Así mismo, el Consejo Gremial de Bolívar invitó a las autoridades a generar escenarios de diálogo que permitan encontrar soluciones en beneficio de la ciudad, así como exhortó a la Dimar para que sea respetuoso frente a la decisión de inconveniencia que emitió la Alcaldía de Cartagena sobre la construcción de una marina en esta zona de la ciudad.  "Finalmente, hemos conocido recientemente que el Gobierno Nacional ha dado respuesta rápida ante la situación y ha manifestado a través del Vicepresidente Germán Vargas Lleras la voluntad de derogar la resolución de dicha concesión. Confiamos en que así será, atendiendo el llamado vehemente de la Alcaldía, los ciudadanos organizados en las JAC y los gremios de la ciudad a ser escuchados en decisiones que tienen alta incidencia en la calidad de vida y el desarrollo local, como lo es el caso particular de las marinas", puntualizó el organismo.