Aaron Cohen, gerente del proyecto explica metodología de extracción de aguas freáticas. Foto RCN Radio

La constructora Cohen s.a encargada de la construcción del centro comercial que se levantará donde estaba ubicada la antigua plaza de la Serrezuela, envió un mensaje de tranquilidad a la ciudad luego de que en los últimos días surgiera un preocupación luego de la instalación de un tubo alrededor de la muralla justo enfrente de donde se realiza la obra. Aaron Cohen, gerente de la constructora, aclaró que el tubo se utiliza para sacar las aguas que hacen parte de la capa freática, es decir del subsuelo, donde se realiza la construcción, para posteriormente enviarlas a la laguna  de Chambacú. Según Cohen, el agua pasa por un periodo de filtro basado en estándares de calidad internacionales por lo que el agua que se expulsa sale sin rastros de suelo y no contamina dicho cuerpo de agua El empresario ratificó además, que el tubo que se instalado no toca la muralla por lo que no pone en riesgo su estructura. "Este tubo lo que hace es sacar el agua que tenemos en la capa freática que en esta parte está a menos de 2 metros, y llevarla hasta la laguna de Chambacú. Hemos trabajado con ingenieros especializados por lo que el agua que sale de acá no presenta rastros de suciedad, mas allá de los normales y llevarlas hasta la bahía que está cruzando la calle. Para dar constancia de esto tenemos lo informes que se han enviado cada mes al EPA en los que se detalla como el agua se envía allá de la forma mas purificada posible", expresó Cohen. El encargado del proyecto aseguró que se estima que el tubo esté instalado en ese lugar, por lo menos, hasta el mes de diciembre de este año, fecha en la que se estima hayan quedado instalada las bases del centro comercial y ya no sea necesaria la extracción de agua subterránea