Cargando contenido

Complejo Judicial de Cartagena. Foto de RCN Radio

Los abogados apoderados de Wilfran Quiroz, constructor de 16 edificios ilegales en Cartagena, no se presentaron a las audiencias preliminares de medidas de protección en la que se están estableciendo los mecanismos de reparación a las víctimas de esta polémica empresa.

RCN Radio conoció que Wilfran Quiroz no autorizó a su abogado para que lo representara en esas audiencias.

Las víctimas manifestaron su indignación y rabia por la ausencia de la constructora que edificó de manera ilegal 17 edificios en Cartagena, de los cuales 1 se desplomó y otros 16 están en riesgo de colapsar según la Universidad de Cartagena por fallas estructurales. En edificio desplomado en Cartagena de ocho varillas que debían utilizarse por columnas solo se usaron tres

Se debe señalar que la Fiscalía dio a conocer que esta empresa usó materiales de construcción de mala calidad, al punto que de 8 varillas necesarias para una estructura, utilizaban 3 con el fin de ahorrar costos. Tras estas revelaciones, Wilfran Quiroz fue detenido y acusado de urbanización ilegal y homicidio culpuso por la muerte de 21 obreros. En Cartagena, Hermanos Quiroz construyeron un edificio sin diseños y con concreto de baja calidad

"Esto es una dilatación, de poner esto más largo el proceso. El abogado dice que él no tiene poder para representarlo en esta audiencia, ni él ni su suplente se hicieron presente porque no tenían esa autorización", señaló Yoneila Viloria, propietaria víctima.

Las audiencias se realizan de manera simultánea a los operativos de evacuación que realiza el distrito en estas obras.

"Yo lo que estoy esperando que el Distrito se haga responsable y salga un plan de acción para esta situación. No solo somos víctimas los propietarios sino nuestros niños, los adultos mayores, todas nuestras familias", señaló otra de las propietarias.

De manera preliminar las autoridades han señalado que se están invitando a las personas a evacuar esas edificaciones de manera voluntaria. Sin embargos los residentes se niegan a abandonar sus viviendas por considerar que los estudios de la Universidad de Cartagena no generan las garantías necesarias para tomar la decisión de evacuar las edificiaciones.

La mayoría de estos apartamentos tuvieron un costo superior a los 140 millones de pesos, algunos incluso alcanzaron los 170.  Actualmente la mayoría propietarios están con deudas en los bancos por los créditos obtenidos para financiar esos apartamentos.