En las ciudades de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta continúan las condiciones adversas por cuenta del fuerte oleaje y la alta nubosidad que generó el frente frió estacionario, el cual se encuentra sobre las islas de San Andrés.

La Dirección General Marítima ordenó suspender el tránsito de embarcaciones turísticas en Cartagena y las autoridades prohibieron el ingreso al mar en los 22 kilómetros de playas que tiene la capital de Bolívar, hasta no disminuyan la altura de las olas.

El oleaje en todo el suroccidente del Caribe alcanzan hasta 2 metros de altura.

Las Capitanías de Puertos de Barranquilla, Santa Marta y la heroica han extremado las medidas de seguridad para evitar emergencias.

Estas medidas prohibieron el zarpe de embarcaciones turísticas, la suspensión de pesca artesanal en mar abierto, la navegación de motonaves pequeñas y restricciones en el ingreso al mar.

Según el Centro de Investigaciones Oceanográficas del Caribe, estas afectaciones podrían extenderse hasta el día de mañana.

Tan solo en las islas de San Andrés, hay olas de hasta 3 metros y vientos superiores a los 42 kilómetros por hora.