Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Así habrían quedado algunas viviendas luego de los ataques recibidos
Piden intervención urgente por parte del Gobierno Nacional
Cortesía de la comunidad

Clanes indígenas de la Alta Guajira continúan enfrentándose ante las disputas por territorio. El más reciente hecho tuvo lugar este sábado en el sector de Topia, corregimiento de Puerto López,  municipio de Uribia.

Allí, según indican los líderes del clan Uraliyú, varios hombres dotados con armas largas, pertenecientes al clan Jirnuú, ingresaron a las comunidades e hicieron desalojar las viviendas para luego prenderles fuego.

Además, denuncian otros hechos de gravedad, como amenazas de violación sexual y maltratos a las mujeres wayúu, algunas en estado de embarazo y adultas mayores, además de intimidación a los menores de edad.

Le puede interesar: Encuentran restos enterrados en fosa que corresponderían a campesino secuestrado en Atlántico

Ratificaron que estas disputas no se deben a los proyectos eólicos que se vienen desarrollando en la zona, sino al territorio en sí, por cuestiones de narcotráfico.

“Este es un caso que se está presentando a causas del narcotráfico, de estupefacientes que se están movilizando en las vías de La Guajira, razón por la que estas personas han sido dotadas con armas de guerra y de alta potencia”, expuso Eduardo García,  palabrero y vocero wayuu representativo de esta zona y miembro del clan Uraliyú.

Además, rechazó estos hechos e hizo un llamado a los entes encargados a tomar cartas en el asunto. “Pedimos al Gobierno Nacional, departamental y local que intervengan para que haya un diálogo genuino que nos permitan resolver esta problemática”, dijo.

Es de mencionar que el caso también fue dado a conocer por la ONG Nación Wayúu que a través de su cuenta de Twitter señaló que los indígenas se estarían enfrentando a sangre y fuego por el territorio ancestral, denunciando que estas disputas serían propiciadas por empresas de energía eólica con injerencia en la zona.

“El Estado colombiano se ha vuelto ciego, sordo y mudo frente a esta problemática generada por ellos mismos que han venido promulgando el ingreso arbitrario de diferentes empresas, entre ellas las de energía eólica que llegan al territorio, y se aprovechan de las necesidades de las comunidades”, enfatizó José Silva, representante de la ONG Nación Wayúu.

Reiteraron que como organización son imparciales, por lo que desde hace vario tiempo han venido denunciando estos enfrentamientos. “Esto se debe a la ingobernabilidad y del abandono estatal en el que se encuentra sumergido el territorio”, señaló Silva.  

Lea también: Hurtan más de $500 millones en prendas de una joyería de Valledupar

En cuanto a las graves denuncias referentes a la operación de narcotráfico en la zona, hicieron un llamado a las autoridades a hacer intervención en los territorios y esclarecer estos hechos.

Cabe mencionar que en esta zona del Departamento se llevan a cabo proyectos de energía eólica por parte de la compañía Enel Green Power, que en otras oportunidades ha informado que durante el trabajo que se ha hecho en el territorio, siempre han tenido en cuenta a las autoridades ancestrales, tradicionales y a las familias asentadas en el área de influencia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.