Cargando contenido

El organismo de control detectó que la Secretaría de Salud pagó procedimientos médicos sin verificar que se hubiesen ejecutado.

Paciente Ingimage
Foto: Ingimage

La Contraloría General de la Nación encontró que la Gobernación de Bolívar durante 2009-2013 pagó irregularmente medicamentos y tratamientos para pacientes diagnosticados con hemofilia.

El organismo de control indicó que si bien hubo 17 fallos de tutela que ordenaron a la Secretaría de Salud departamental a efectuarlos, no adelantaron gestión para obligar a las EPS a asumir el costo de estos procedimientos que están en el POS, ni hubo acciones para determinar si hubo una prestación del servicio. 

De acuerdo con el ente de control, la facturación presentada por las IPS no presenta detalladamente los costos de los procedimientos realizados para la atención de cada paciente hemofílico; tampoco existe documento que indique el precio al cual el prestador facturó los medicamentos e insumos a la Secretaría de Salud.

Según la Contraloría Genreal, la Secretaría de Salud Departamental de Bolívar ejecutó recursos de Prestación de Servicios de Oferta y NO POS sin un contrato con las IPS, que presuntamente atendieron a los pacientes diagnosticados como hemofílicos, a pesar que no había soportes que permitieran una verificación sobre los procedimientos médicos.  
 
Las entidades que recibieron que recibieron pagos fueron: La ESE Hospital Divina Misericordia de Magangué por $5.469 millones; la IPS Asistegral por $10.467 millones; y la IPS Fundación Ciénaga de la Virgen $9.513 millones. 

Por último, el ente de control dio a conocer que las IPS no tienen un domicilio o dejaron de funcionar, por lo tanto no se pudo adelantar ninguna diligencia de parte del equipo auditor.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido