La Contraloría General de la República sugirió que hubo una serie de irregularidades en el proceso de selección por parte de Coldeportes, de la entidad encargada de la interventoría de las obras que se adelantan en los escenarios deportivos de los XVIII Juegos Bolivarianos a celebrarse en Santa Marta del 11 al 25 de noviembre de 2017. Según se estableció la compañía elegida, el Fondo Mixto para la Promoción del Deporte y la Gestión Social, tenía un antecedente negativo ya que había incumplido un previo contrato a Coldeportes, curiosamente esta situación no se tuvo en cuenta al momento de seleccionar a la firma. Para el órgano de control la elección se realizó sin los estudios pertinentes de experiencia, idoneidad y trayectoria de la entidad interventora. El convenio entre el Fondo Mixto para la Promoción del Deporte y la Gestión Social y Coldeportes fue suscrito por más de$1.402 millones de pesos. La Contraloría igualmente encontró obras con contratos firmados que aún no han iniciado y otras donde no se han podido formalizar los escenarios de las disciplinas como las pistas de Atletismo y BMX.