Cargando contenido

Certificado de representantes legales ante la Cámara de Comercio de Cartagena. Cortesía: Funcicar.




 











RCN Radio conoció que uno de los representantes del Consorcio Proescolares 2016, el cual es investigado por la Contraloría tras hallarse sobrecostos en el Plan de Alimentación Escolar de Cartagena, es el mismo propietario de la Ferretería que vendió pechugas de pollo por un valor de 40 mil pesos. Ferretería facturó pechugas de pollo a 40 mil pesos para el PAE en Cartagena, reveló la Contraloría



Se trata del señor Óscar Esteban de Oro Benítez, quien aparece en los registros de la Cámara de Comercio como representante legal de la Cooperativa Suministro de Alimentos de Colombia, entidad que conforma el Consorcio Proescolares 2016, el cual manejó el PAE durante el 2016. Contrato PAE de Cartagena ha estado por tres años en manos de un solo contratista




[imagewp:426238] Certificado de representantes legales ante la Cámara de Comercio de Cartagena.
Cortesía: Funcicar.

Carolina Calderón, directora de Funcicar, quien ha hecho seguimiento a ese contrato señaló que estamos ante la figura de un contratista que se contrata así mismo:


“Los ejecutores del contrato PAE 2016 en Cartagena no solo son ‘de todito’, o sea que tienen múltiples actividades en su objeto social sino que además hicieron un negocio redondo porque el representante legal de la Comercializadora Nueva Esperanza, el señor Oscar De Oro Benítez es también miembro de la junta directiva de la Cooperativa Suministros de Alimentos de Colombia, que hace parte del Consorcio que ejecutó este contrato”.

La directora de Funcicar, agregó: “Recordemos que la comercializadora es la ferretería que dicen las investigaciones que vendió las pechugas por 40 mil pesos”.

Oscar Esteban de Oro Benítez, aparece como representante legal de la Comercializadora Nueva Esperanza desde el año 2014, es decir, de la Ferretería que señaló la Contraloría como la encargada de vender un un kilo de pechuga de pollo a 40 mil pesos.  Según los estatutos de esa entidad, él era el encargado de firmar los contratos comerciales. Esto quiere significa que el contratista firmaba consigo mismo la venta de pechugas de pollo.

[imagewp:426240] Certificado de los representantes legales de la Comercializadora La Nueva Esperanza. Cortesía: Funcicar.

En Cartagena la indignación crece cada vez porque la Comercializadora Nueva Esperanza aún no aparece. A pesar que en el registro de la cámara de comercio tiene reportada una dirección, en el lugar donde supuestamente se encuentra, no existe ninguna evidencia.


De acuerdo a la Contraloría, en este sitio se efectuaron la mayoría de compras que hizo el contratista para el PAE de Cartagena. En este lugar se cobraba IVA al 19% a frutos y elementos que no están gravados con ese impuesto.


Según la DIAN no hay registro del pago de impuestos correspondientes al IVA por parte de esta ferretería.


Se debe señalar que la Cooperativa Suministros de Alimentos está intervenida por la Supersociedades, tras hallase que no existe claridad jurídica y financiera de esa entidad. Esta sociedad conforma un consorcio con la Fundación Impacto Social, la cual también está involucrado en este escándalo tras las revelaciones de las autoridades. No existe claridad jurídica ni financiera del consorcio que ejecuta el PAE en Cartagena


El contrato PAE ha estado en manos de dos empresas desde el año 2014, las cuales a pesar de tener cuestionamientos de la contraloría se cambiaban de nombre para licitar y ganarse el contrato.