Cuatro han sido los casos registrados en la ciudad de Cartagena, debido a la irresponsabilidad de los padres y/o familiares de menores que han resultado intoxicados luego de ingerir licor. 
Muchos de ellos, han realizado este tipo de actividades, que según son tradición para estas fechas. 
 
El comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena de Indias manifiesta “que es ilógico suministrar licor a un menor”,  de igual forma recomienda a los familiares que no hagan esta clase de actos ya que pueden ser judicializado  por el suministro a menores de sustancias que producen adición"