El tema en esta oportunidad, era ‘Cómo vivencio mi cultura vallenata’. Así lo estableció el concurso de cuentos escritos liderado por la Universidad Abierta y a Distancia, Unad, desde el año 2012, en cabeza de la directora de esta seccional, Mardelia Yolima Padilla Santamaría, quien ha contado con el apoyo del Ministerio de Cultura. Esta iniciativa surge frente al poco consumo de lectura en esta región del país. “Para nadie es un secreto que en el Cesar hay poca cultura de lectura, y por ende de escribir”, afirma Padilla Santamaría, quien soporta su afirmación en los resultados de las pruebas Saber, en los que se reflejó las falencias en estas competencias de comunicación. Las cosas así, desde los programas de Comunicación social y Psicología, Padilla Santamaría, involucró 18, de las 47 instituciones educativas oficiales que existen en el municipio de Valledupar para que se apropien de sus realidades inmediatas, de su cotidianidad, y a través de las letras, las expresen; promoviendo de esta forma, esta habilidad en la población estudiantil, que previo y durante la realización del trabajo, reciben acompañamiento por parte de los practicantes de las dos facultades comprometidas en este proyecto. En esta oportunidad, tres jóvenes entre los 15 y 16 años, lograron obtener un lugar en el pódium, y por primera vez recibieron un premio como incentivo. El primer puesto fue otorgado al cuento ‘Villi’, escrito por Karen Zapata Izquierdo, de 15 años, digna representante de la etnia arhuaca, estudiante del grado noveno del colegio José Eugenio Martínez, quien, precisamente, fomentó el amor por la escritura en los talleres brindados por la Unad. “Villi es un personaje a través del que relato mi historia, y doy un paseo por la gastronomía, en fin, por la cultura, empalmando todo lo que tiene que ver con esto”. El segundo lugar, se lo llevó el Institución Educativa Técnico Upar, gracias a su estudiante de grado11, Isabel Iglesias Vega, de 16 años quien participó en el concurso ‘Cómo vivencio mi cultura vallenata, contando el surgimiento de los instrumentos más representativos de este folclor. “Comencé a escribir en los talleres de la Unad, ahí fue forjando ese hábito, mi primer trabajo fue el año pasado, con la temática, ‘Mi proyecto de vida’. El tercer lugar fue para Keilys González, de 16 años. también de la Institución Educativa Técnica Upar. El trabajo de esta estudiante de grado se tituló, ‘Mi cultura vallenata’. Ella describe este trabajo como un intento por plasmar lo que vive un vallenato cuando está fuera de Valledupar. Enfocándose, por supuesto, en lo cultural. “Aconsejo a los estudiantes que participen en este concurso, se adquiere conocimientos de cultura, y lo más importante, nos ayuda a descubrirnos como persona, a crear actitudes”. “Con la temática de la cultura vallenata, quisimos conocer el impacto, la influencia que ésta tiene en los ellos (los jóvenes), en cuanto al comportamiento, en los niveles académicos, hacia dónde nos lleva…”, recordó que, en la etapa inicial, en el que el tema fue ‘Identificar el bulling en las aulas de clases’, llevó estos cuentos escritos a la radio mediante el Centro de Producción de la Unad, que valga decirlo, fue donado por el gobierno de Japón, lo que ayudó a los participantes a acercarse a las comunidades. También adelantó que, para el próximo año, el tema seguiría relacionado con la cultura, pero esta vez, midiendo la discriminación con la mujer. Asimismo, trabajarán con el tema de violencia intrafamiliar, a través de las experiencias de los estudiantes.