Preocupados se encuentras los habitantes de Arroyo de Piedra, comunidad ubicada en la zona norte de Cartagena, a raíz de las situaciones que se presentaron al termino del partido entre el Junior de Barranquilla y el Carabobo de Venezuela, realizado en el Estadio de Fútbol Jaime Morón de la capital de Bolívar. Germán Noriega, habitante de esta comunidad, manifestó en diálogo con RCN Radio, que un grupo de hinchas del equipo tiburón realizaron una serie de actos violentos tras encontrarse con un grupo de jóvenes, que al parecer los estaban esperando a un costado de la Vía al Mar para protagonizar un enfrentamiento. Según el ciudadano, el altercado llegó hasta tal punto que afectaron a un establecimiento que ofrece servicio de hospedajes. Sin embargo, lo más preocupante fue el estado en que quedó un bus escolar, que fue atacado por piedras por los hinchas del Junior y que el ataque al automotor no permitió que éste recogiera a los niños de las comunidades aledañas y que asisten a las clases en el colegio que está en Arroyo de Piedra. "Ellos atacaron el bus con piedra y por eso muchos niños no pudieron asistir a las clases porque no tenían transporte. Partieron los vidrios del bus y eso es costumbre de ellos. Cada vez que vienen a Cartagena, que pasan por la zona norte, comienzan a tirar piedra, botellas. Pareciera que vinieran armados desde Barranquilla", expresó. Así mismo, señaló que por este hecho resultaron heridas varios habitantes de la comunidad, donde por fortuna las lesiones que sufrieron no fueron de gravedad. "Fueron heridas leves por vidrios que ellos tiraban las botellas a la carretera y las botellas le dieron a varias personas en las piernas e incluso resultaron afectados con piedras en las espaldas porque se bajaron del bus a tirar piedra", acotó. Noriega advierte que no es la primera que se presentan este tipo de situaciones con hinchas del Junior que vienen a la ciudad para presenciar encuentros deportivos con el Real Cartagena. Aseguró que hace 3 años se presentó un caso similar, por lo que solicitó a la Policía Metropolitana que cuando se realicen este tipo de eventos en Cartagena, realizar controles más estrictos a los vehículos, así como requisas a los hinchas de ese equipo de fútbol.